Qué es la mediación educativa

Qué es la mediación educativa

La mediación educativa es un método de intervención en el aula para resolver pacíficamente los conflictos. Este tipo de intervención es muy importante y necesaria. Aunque no nos guste, los conflictos forman parte de las relaciones sociales. Las diferencias son consustanciales a la diversidad humana. El problema surge cuando, por razón de estas diferencias, las relaciones y los objetivos que dependen de ellas se deterioran sin que las personas sean capaces de resolverlas. La resolución de conflictos requiere herramientas emocionales y cognitivas, pero, sobre todo, método. En el caso de los niños, al encontrarse todavía su corteza prefrontal y otras áreas del cerebro en desarrollo, estas herramientas aún están verdes, pero con la mediación pueden fomentar su maduración y aprender desde pequeños el método.

Por qué utilizar la mediación en el aula

Porque los conflictos atascados muy pocas veces terminan bien sin intervención especializada. Sobre todo, cuando hablamos, tal como ya hemos apuntado, de niños. La mediación en el aula contribuye no solo a la solución del problema, sino que también les aporta valiosas habilidades de comunicación, les amplía la visión y les entrena en gestión emocional.

Características de la mediación escolar

Una de las características particulares de la mediación escolar es precisamente tratarse de una vía muy adecuada para el aprendizaje emocional, identificando las distintas emociones y reconociéndolas en ellos mismos y en los demás. Y, sobre todo, les enseña y ayuda a verbalizarlas. Todo un desafío. Sin embargo, los mediadores escolares cuentan con las herramientas necesarias para llevar a efecto estas mediaciones, predisponiendo a todas las partes a consensuar un acuerdo que permita arreglar la situación, e incluso logrando su reconciliación. Todo ello desde la imparcialidad y la confidencialidad.

Funciones que posee el mediador

La primera y más importante de las funciones de la mediación escolar es la escucha activa. ¿De qué serviría entrevistar a las personas involucradas en el conflicto si no se hiciera una escucha empática y ecuánime? Además de eso, el mediador debe predisponer emocionalmente a las partes para la comprensión mutua y el acuerdo, conseguir que verbalicen sus necesidades y deseos y favorecer un clima de conciliación y perdón que facilite la colaboración. Es una figura que acompaña y guía en todo momento durante el proceso.

Fases de la mediación educativa

La primera fase de la mediación escolar es la detección precoz del conflicto. Si este ha explotado ya, la mediación consistirá, en esta segunda fase de intervención, en la indagación de las visiones particulares del conflicto, la identificación de los intereses y necesidades individuales de cada una de las partes, para llegar a una definición conjunta del problema, y generar alternativas de solución válidas para todas ellas. La tercera fase es la del acuerdo. Recorrido el camino de las dos primeras fases, solo queda pactar una solución. Así finaliza la mediación y, satisfechas todas las partes con el pacto acordado, es tiempo de continuar sus vidas hacia adelante.

Fases de la mediación educativa

Casos en los que se puede aplicar

La mediación para la resolución de conflictos requiere siempre un alto grado de compromiso. Es muy fácil de aplicar cuando las partes están dispuestas a escuchar y llegar a soluciones. Suele ser el caso de los padres y los profesores. La predisposición al acuerdo es más evidente cuando el conflicto se da entre adultos, pero con los niños es diferente, dado que sus rabietas suelen provocar reticencias iniciales en las que el papel del mediador educativo es fundamental para lograr en ellos un cambio rápido de actitud y la predisposición necesaria.

Ejemplos de mediaciones exitosas

Existen muchos ejemplos de mediación escolar, puesto que son muchas las personas que conviven en las aulas y durante muchas horas. Y este es el caldo de cultivo propicio para que los conflictos aparezcan. A veces, los problemas surgen entre alumnos y profesores, otras veces entran en liza los padres y otras surgen entre los alumnos, Estos conflictos pueden llegar a escalar hasta convertirse en serios problemas, como el bullying, cuando, desgraciadamente, el conflicto despliega sus peores consecuencias. En cualquiera de estos ejemplos, incluido el bullying, la rápida intervención de la mediación educativa puede ser crucial para cambiar el curso de los acontecimientos.

Comparte :

Twitter
Telegram
WhatsApp

¿Quieres saber más?

¡Pregúntame!
Puentes seguros

Deja un comentario

Otros Artículos

Mediación penal
Mediación

Mediación penal

La mediación penal es un método de resolución de conflictos penales, esto es, conflictos en los que se han cometido delitos o faltas. En este

Leer más »
Tipos de conflictos laborales
Mediación

Tipos de conflictos laborales

Los conflictos laborales son aquellos que tienen lugar dentro del entorno profesional. Pueden producirse entre diferentes trabajadores, entre diferentes departamentos o entre trabajadores y directivos.

Leer más »