INTERVENCIÓN EN CONFLICTOS

Cuando las partes implicadas no logran resolver un conflicto, antes de llegar más lejos, es hora de intervenir.

Tipos de conflictos que podrán resolverse:

– Conflictos entre empresa y empleados (despidos, acoso laboral, incumplimientos de contrato,…)

– Conflictos entre empresa y sindicatos (huelgas, convenios, medidas colectivas y extraordinarias,…)

– Conflictos entre empresa y proveedores (incumplimientos de contratos, renegociación de hipotecas, …)

– Conflictos entre empresa y cliente (incumplimientos, malosentendidos personales,

– Conflictos entre empresas (fusiones, adquisiciones, …)

– Conflictos dentro del órgano de administración de la empresa o con los administradores (conflictos en relación a la toma de decisiones, ejercicio del voto y control de las empresas)

– Conflictos con los accionistas.

La intervención consiste en un proceso en el que ayudamos a las partes a abrir puertas al conflicto y a encontrar una solución ecológica para ambos. Lo hacemos mediante una Hoja de Ruta diferente según el tipo de conflicto y el nivel de competencia de las personas involucradas, y que se despliega en una o varias reuniones, conjuntas y/o por separado.

En este proceso, trabajamos con las partes en la identificación de sus respectivos P-INs (las contraseñas que encierran la clave del conflicto y que tienen el poder de desbloquearlo), y les acompañamos por el territorio del conflicto orientándolos para generar alternativas para identificar el mayor número de puertas de salida, y la selección de aquella que genere un impacto más ecológico en el ecosistema organizacional.

¿QUIERES SABER MÁS?